Outubro Rosa

5/10/2018 21:02 Exportar café de alta calidad es el desafío de Brasil

 Brasil, el mayor productor mundial de café, ha tenido cosecha récord este año con más de 60 millones de sacos del grano en los cultivos de todo el país. De este total, el 60% fue exportado, con relevancia para los mercados norteamericano, alemán, italiano y japonés, que compran casi la mitad del monto.

El 40% restante es absorbido por el mercado interno, colocando Brasil como el segundo mayor consumidor de café del planeta, con cerca de 23 millones de sacos del producto al año, detrás solo de Estados Unidos.

A pesar del sector tener su posición en destaque, el país exporta poco el producto industrializado que es el tiene mayor valor agregado. "Brasil es el mayor exportador de café en grano crudo, lo que le agrega poco valor, porque prácticamente no hay mucha industrialización del producto, que se vende tal como es cosechado. La industralización del produto lo hace el país que compra la materia prima", dice el director ejecutivo de la Asociación Brasileña de la Industria del Café (Abic), Nathan Hersckowic.

El empresario fue uno de los participantes en la celebración del Día Mundial del Café, que se celebró el lunes (1), en una recepción organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, en el Palacio de Itamaraty. El evento tuvo la presencia de los embajadores de los principales países compradores, además de autoridades del gobierno federal y representantes de la caficultura brasileña. La fecha la instituyó la Organización Internacional del Café (OIC) hace cuatro años, esta busca desarrollar el mercado del producto en todo el mundo.

Para Hersckowicz, uno de los principales desafíos de la caficultura en Brasil es fomentar la exportación del producto industrializado. Sólo el café soluble, que representa cerca del 10% de las exportaciones, tiene algún valor agregado además del grano crudo. "El café tostado molido tiene una pequeña exportación, aun es nuestro punto débil y ha exigido a la industria un cuidado especial para intentar entrar en el mercado internacional y crecer", afirma.

Hersckowicz subraya que es necesario invertir en el desarrollo de un producto de alta calidad, el llamado café gourmet, que tiene tres veces más valor agregado que el café tradicional. Esto incluye la fabricación de cápsulas de café gourmet, ya que la mayor parte del consumo doméstico es de productos importados o fabricados en el país por empresas extranjeras. "El mercado internacional rechaza el café de menor calidad. Es como en el mercado de vino, en el que los productos de alta calidad tienen más espacio y mejores precios.

Ministério das Relações Exteriores comemora o Dia Internacional do Café com a entrega do prêmio "Melhores cafés do Brasil".
A pesar del sector tener su posición en destaque, Brasil exporta poco café industrializado . - Marcelo Camargo/Agência Brasil

Desde 2006, Abic premia las mejores marcas de café del país basado en la evaluación del Programa de Calidad del Café (PQC), que incentiva y estimula el aprimoramiento de la calidad del producto nacional. Son cuatro categorías: gourmet, superior, tradicional y extra fuerte. "Nos dimos cuenta que comenzó a haber una disputa entre los propios tostadores sobre quien haría el mejor café. Cada año, el nivel de la nota [en el PQC] ha aumentado", dice el presidente de Abic, Ricardo Silveira.

Además de ser una pasión nacional, el café es uno de los principales productos del agronegocio brasileño e involucra una gran fuerza de trabajo. "A pesar de la modernización, el café sigue siendo la cultura que, probablemente, emplea más gente en el campo. La cosecha del trigo, soja y maíz son más mecanizados, pero el café aún depende mucho de la mano del productor. Se estima que esta cultura emplea 6 millones de trabajadores en el país ", destaca Nathan Hersckowicz.

Tradução: Fanny Guadalupe Edição: Nádia Franco / Nira Foster


Fonte: Agência Brasil - http://agenciabrasil.ebc.com.br


MAIS NOTÍCIAS DE SOJA